Rappel

¡Caminar de espaldas hacia abajo¡, Practicar el rapel es una actividad sensacional en la que se prueba tu capacidad de vencer tus miedos. Pasar de estar sobre tus pies en tierra firme, a estar suspendido por una cuerda, el terreno con una fuerte inclinación, sentir ese momento inicial, ese que solo dura unos segundos, justo antes de pender de la cuerda, en el que no se siente ningún punto de apoyo, da la sensación de que vas a caer hasta que tu peso hace que los sistemas de seguridad se activen y quedas apoyado en la cuerda.

Superado el primer obstáculo, solo tienes que seguir alimentando la cuerda para que así, por tu propio peso, bajes hasta tocar el suelo. La bajada, una vez que tu cuerpo se ha acostumbrado al nuevo equilibrio, resulta divertida y emocionante y nunca exenta de adrenalina por la altura.

Medios

Galería de imágenes

Más en esta categoría: « Paintball Escalada »

Entrar